El nuevo "jarrón chino" buscará su sitio en los organismos del Nuevo Orden Mundial

 

Las dudas sobre el futuro personal del presidente del Gobierno van despejándose poco a poco. Este viernes aclaró que no será diputado en la próxima legislatura. Sigue los pasos de Aznar y, en cierto modo, de González, que tomó posesión y tras una temporada sin acudir apenas al Parlamento entregó su acta de diputado.

España contará con un nuevo "jarrón chino", aunque distinto a los anteriores. Los expresidentes de todo el mundo suelen dedicarse a dar conferencias aprovechando su prestigio, generalmente mayor fuera que dentro de su país. Pero ¿quién querría escuchar una conferencia del expresidente Zapatero? Por el momento, sabemos que no prepara sus memorias, quizás para no afrontar un posible fracaso editorial.

Está previsto que quienes han sido presidentes cuenten con sueldo vitalicio, despacho y escolta, pero también que formen parte del Consejo de Estado. Esta última es una medida con la que Zapatero se aseguró su propia jubilación. Aunque, lo que de verdad le gustaría al todavía presidente sería dedicarse a la Alianza de Civilizaciones o un puestecito en la ONU desde el que poder difundir su "evangelio" del Nuevo Orden Mundial como ya han hecho algunos de sus ministros y altos cargos.

Rodrigo Martín

[email protected]