Rubalcaba defiende, contra lo dicho por Chacón, que el Gobierno mantiene la estabilidad

 

El país está pendiente de cómo se desarrolla la guerra civil que vive el PSOE en estos momentos. Sin embargo, Alfredo Pérez Rubalcaba cada vez está más metido en su papel de Jano: ahora soy miembro del Gobierno, "cuando toque" hablaré como miembro del PSOE. El caso es que, como miembro del Gobierno rechaza todas las preguntas y como miembro del PSOE no ha ofrecido una sola rueda de prensa para aclarar su futuro. Desde Moncloa, Rubalcaba no dice si se sintió aludido por Chacón, si piensa dimitir, tampoco confirma si se presenta a las primarias o si prefiere llegar a un procedimiento similar siendo secretario general del PSOE... silencios estrepitosos.

Este viernes, el vicepresidente señaló que hablará cuando los órganos del partido hayan tomado su decisión. Eso sí, contra las palabras de Chacón, que aseguró que se había cuestionado la autoridad del presidente y la estabilidad del Gobierno, Rubalcaba respondió como vicepresidente para rebatir a la ministra de defensa. Asegura que el Ejecutivo es estable y aporta como prueba las leyes aprobadas este viernes. Un argumento débil porque el Consejo de Ministros puede aprobar normas hasta el último momento sin que ello impida que el presidente convoque elecciones al día siguiente, por ejemplo para octubre. Aunque esta vez con la boca pequeña, Rubalcaba recordó que el presidente piensa agotar la legislatura.

Rodrigo Martín

[email protected]