• La subasta de hoy ha captado 4.070 millones de euros, por encima del objetivo máximo previsto, y a menor interés.
  • Pero repunta ligeramente la prima de riesgo, cosa que hay que agradecer al presidente del Bundesbank por criticar la prórroga concedida a España para el cumplimiento del déficit.
El Tesoro del reino de España ha captado hoy 4.070 millones de euros, por encima del objetivo máximo previsto, que se situaba entre 3.000 y 4.000 millones de euros.



Pero es que, además, lo ha hecho a menores tipos. Por ejemplo, ha colocado algo más de 1.000 millones de euros en letras a 3 meses, con una rentabilidad del 0,155%, significativamente menor que el 0,442% pagado en la subasta precedente, celebrada el pasado 23 de julio. Y en letras a 9 meses, el organismo ha captado 3.060 millones de euros a un tipo medio del 1,089%, también inferior al 1,152% ofrecido en la subasta de julio.



Sin embargo, este martes repunta ligeramente la prima de riesgo y se sitúa -cuando se escriben estas líneas- en el entorno de los 260 puntos básicos. Quizá tenga algo que ver el hecho de que el presidente del Bundesbank, el alemán Jens Weidmann, criticase este lunes las prórrogas concedidas por Bruselas a varios países para cumplir con los objetivos de déficit público: "Se otorgaron periodos más largos de ajuste a países como España, Francia y Eslovenia respecto a lo contemplado en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, cuando tal diferencia sólo debería hacerse en circunstancias excepcionales, ya que las exigencias estructurales de consolidación se ven debilitadas cuando se aplazan".



El alemán, una vez más, olvida la paciencia de Europa con Alemania cuando, por ejemplo, tuvo que digerir a la Alemania comunista. 'La solidaridad de entonces es parte de la solidaridad de ahora', cabría decirle, con C.S. Lewis, al alemán.



Por otra parte, como explicamos recientemente, es mejor pagar menos interés por la deuda, como le está ocurriendo al tesoro español, pero el problema que tenemos en España es el endeudamiento excesivo y el hecho de que emitimos deuda pública para pagar los intereses de la propia deuda.



Así que los buenos resultados del Tesoro hay que enmarcarlos en su contexto.



Andrés Velázquez


[email protected]