El problema de la banca española es el Síndrome de la Rambla Nova tarraconense.  En 100 metros, a ambos lados de la última parte de la avenida (más adelante hay otra más) existen cuatro sucursales del Banco Sabadell. Una de la entidiad matriz, que ya se había comido a diez bancos.  Una Lloyds, recientemente adquirido.  Otra del Banco Gallego, asimismo absorbido y una cuarta de la Caja de Penedés, cuyas oficinas en Cataluña comprara a BMN.

Es decir, sobran tres de las cuatro, en el mejor de los casos.

El síndrome de la Rambla Nova tarraconenese es el problema de la banca española. Cada vez hace más banca al por mayor y banca por internet y por cajero. Total, que si esto sigue así nos sobran tres cuartas partes de la plantilla y tres cuartas partes de las oficinas.

Por no hablar de que este proceso de absorciones aceleradas está creando bancos grandes (todo tiene que ser grande), un oligopolio que excluirá de los servicios bancarios a la parte más desfavorecida de la población.

Eulogio López

[email protected]