La pandemia del sida se empieza a sujetar según la última investigación de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida.

 

Sin embargo, los datos siguen siendo angustiosos ya que, a finales del pasado año 33,3 millones de seres humanos, en todo el mundo, estaban contagiados por el virus de la muerte.

Las políticas en defensa de la abstinencia y la fidelidad han sido propuestas por los asistentes a la última Conferencia Internacional sobre el Sida. Con más de 25.000 asistentes entre facultativos, eruditos, gobernantes, periodistas y dolientes que cohabitan con la plaga mortal. Se han exhibido nuevas indagaciones doctas y tratados que retan al virus de la muerte.

Por otra parte, se ha mostrado en Ginebra el Informe sobre La Epidemia Mundial de Sida, al finalizar las tres décadas de la pandemia que causa más 7.500 nuevas infecciones por día. Así lo manifiestan los datos que cada año mandan 147 estados al plan de las Naciones Unidas en relación con esta lacra social. A pesar de que se ha sujetado su propagación, según las apreciaciones aumentará a los 3,5 millones de contagiados, por el virus de la muerte, en el año 2015.

Las apreciaciones del estudio, muestran que el pasado año existían en el orbe unos 33,3 millones de mortales con el sida de los que 15,5 millones son mujeres. Entre los países con mayor índice de infecciones están Indonesia, Kenia, Mozambique, Vietnam, Australia y Papúa Guinea. Le siguen Brasil (730.000), México (200.000), Colombia (170.000), Argentina (64.000) y Guatemala  (59.000). La principal vía de propagación es la homosexual, asevera el estudio.

Las gestiones para la prevención del sida, según la cumbre mundial de los Ministros de Sanidad, deben respetar los valores humanos y espirituales y deben proteger los derechos humanos y la dignidad de la persona. El presidente de Uganda logró que la población modificara la conducta sexual. El 93% de los ugandeses han mudado su práctica carnal para enfrentarse al sida.

Julián Marías, desde su moderación y ponderación, entendía que la causa principal del sida es la ausencia de normas de vida sexual, que surgen del sentido común y que no coartan en absoluto la libertad del ser humano.

Clemente Ferrer
[email protected]