Suma y sigue: el sentido común se abre paso. El presidente del PP también se apunta a la tesis de quienes consideran que si un banco está quebrado lo que hay que hacer es dejarlo quebrar.

Primero fue Emilio Botín, luego Francisco González. La marea crece, aunque en Bruselas no se hayan enterado y pretendan ahora re-capitalizar más bancos. Bueno, y tampoco en el Banco de España, que sigue poniendo dinero público sobre la mesa.

Algo es algo.

Eulogio López

[email protected]