Las pruebas se han llevado a cabo desde el 30 de abril y se hicieron públicas ayer domingo

Europa no es Estados Unidos, donde el sector del seguro es notablemente más importante que en el Europa para mediar la temperatura financiera. Aquí, en el Viejo Continente, preocupan sobre todo los bancos. También ha habido pruebas para el seguro europeo y, en concreto, para el español, que ha superado con nota los test de estrés. Es lo que ha dicho al menos, sin dar más detalles por entidades, la presidenta de Unespa, la patronal del seguro, Pilar González de Frutos. Se ha sentido "muy satisfecha", como es natural, y ha añadido que los resultados "demuestran que el mercado asegurador español se ha convertido en una referencia en Europa".

Las pruebas de resistencia han sido llevadas a cabo desde el 30 de abril por la Autoridad Europea de Seguros y Planes de Jubilación (Eiopa, en inglés) y el resultado fue hecho público este domingo. El objeto era analizar la resistencia global del sector asegurador e identificar sus puntos vulnerables.

Para comprobarlo, se solicitó a los participantes que estimaran su solvencia ante un escenario base fijado en función de los criterios de Solvencia II, régimen regulatorio que se será aplicado plenamente a partir del 1 de enero de 2016.

Sobre las cifras obtenidas, se simulaban luego una serie de escenarios macroeconómicos adversos, así como determinadas alteraciones propias de la industria aseguradora.

Entre los eventos contemplados en estas últimas simulaciones se encuentra un escenario prolongado de tipos de interés ultrabajos (escenario japonés) y otro escenario teórico que refleja un cambio brusco de los tipos de interés (escenario "inverso").

El seguro español ha superado con nota los tres supuestos simulados.

Andrés Velázquez

[email protected]