Si continúa esta tendencia, el mercado español terminará el año con un volumen parecido al de Holanda, Bélgica o MarruecosLa crisis azota con toda su virulencia al sector del automóvil. Según las asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam), en los cinco primeros meses del año se han acumulado 332.811 matriculaciones que, frente a las 358.827 de enero-mayo de 2011, suponen una caída del 7,3%. Además, los automóviles del segmento de turismos alcanzaron en mayo las 72.442 matriculaciones, un 8,2% menos que las 78.871 del mismo mes de 2011.

Este resultado negativo prolonga la crisis del mercado automovilístico español que está en registros similares a los de 1993, el peor ejercicio de la historia para esta actividad, según Anfac y Ganvam, que han subrayado que el mercado español cerrará este año con un volumen más próximo a países como Holanda, Bélgica o Marruecos que de los grandes productores europeos como Francia o Alemania.

La directora económica de Anfac, Aránzazu Mur, ha pronosticado que las ventas de coches apenas alcanzarán 750.000 unidades en 2012, al tiempo que ha reiterado la necesidad de poner en marcha un plan de estímulos. Según sus cálculos, este plan aportaría un 0,25% al PIB, aportaría más de 700 millones de euros al erario y permitiría crear cerca de 13.000 empleos.

Por su parte, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, ha advertido de que la subida del IVA que Europa ha pedido a España supondría "el golpe de gracia" para el sector del automóvil, pues encarecería el precio de cada coche entre 450 y 650 euros de media. Aunque "más  grave  todavía  sería  su  efecto  psicológico  ciertamente  disuasorio  sobre  el  consumidor,  en  un  momento  de  falta  de  financiación, recortes y subidas impositivas".

Andrés Velázquez
[email protected]