• Al parecer, nadie quiere a Catalunya Banc pero si a la entidad gallega.
  • Y ojo, porque el Popular también se lo está pensando.
  • Las palabras de Guindos anunciando posibles ayudas dispararon las expectativas.
  • Acelerón final. La privatización de NCG Banco tendrá lugar en septiembre.

Hasta ahora, sabíamos que BBVA, Caixabank, y los fondos norteamericanos coordinados por Guggenheim se interesaban por hacerse con Novagalicia Banco (NCG Banco), que preside José María Castellano. Ahora pueden añadir al Santander, a quien hasta el momento se adjudicaba Catalunya Banc (CX). Entidad que, por cierto, ha dejado de interesar, porque a medida que se alarga su saneamiento su imagen se debilita. Además, Caixabank y Sabadell se están viendo beneficiados por el corrimiento de clientes de CX.

Pero NCG Banco sí que interesa a Emilio Botín (en la imagen).

Para ser exactos, Botín ya ha decidido que no le interesa el alemán Commerzbank, la que fuera la segunda entidad del país, aunque con una banca doméstica que sólo representa el 8% de cuota de mercado germano. El Commerz fue salvado por el Gobierno de Berlín quien ahora quiere privatizarlo. El Commerz no interesa a don Emilio: el NCG Banco sí.

Sobre todo, desde que el ministro Luis de Guindos dijera que habrá ayudas públicas en forma de esquema de protección de activos para el comprador. Y por un EPA todo el mundo se afana. Entre otras cosas porque es muy fácil que el EPA se aplique, no sólo a los activos malos de la sociedad adquirida sino a los propios. No se rasguen las vestiduras: lo han hecho Sabadell con la CMA, BBVA con Unnim o Caixabank con Valencia. Basta con vender activos propios, malos, a la sociedad adquirida. Sencillito.

En cualquier caso, el proceso de privatización de NCG Banco se ha acelerado: el FROB quiere que todo esté concluido en septiembre.

Eulogio López
[email protected]