Los asaltos masivos sólo son posibles cuando la policía marroquí lo permitePoco después de la exitosa visita de una delegación española a Marruecos, unos 400 inmigrantes de origen subsahariano han saltado la valla de Melilla en dos intentos y se calcula que podría habrían entrado unos 100, aunque esta cifra puede variar porque estos se han dispersado por distintos puntos de la ciudad para no ser interceptados por las fuerzas de seguridad, españolas, se entiende.

Porque resulta que los asaltos masivos a las vallas sólo son posibles cuando la policía marroquí lo permite. Así que con ese regalito ha agradecido Mohamed VI, el todopoderoso Rey de Marruecos, la visita de la delegación española, encabezada por el Rey Juan Carlos, a su país. Porque se supone que, entre otras cosas, las delegaciones de Interior de ambos países hablarían de controlar la llegada masiva de subsaharianos a España, ¿no

Andrés Velázquez

[email protected]