La subasta eléctrica se ha cerrado con un aumento del 9,3%, lo que presiona al alza la revisión de la Tarifa de Último Recurso

El resultado de la subasta eléctrica en la que las comercializadoras que suministran la tarifa regulada adquieren la energía, tiene un peso aproximado al 50% sobre la Tarifa de Último Recurso (TUR). La subasta se celebra cada trimestre. El 50% restante corresponde a los peajes eléctricos en los que se recogen los costes regulados del sistema eléctrico. El Gobierno está revisando la cuantía de estos costes como una de las medidas para acabar con el déficit de tarifa.

Pues bien, este martes ha tenido lugar la correspondiente al tercer trimestre del año, y se ha cerrado con un alza del 9,3%. ¿Qué puede pasar ahora? Pues que en julio, cuando se revise la TUR, el recibo de la luz vuelva a subir, en este caso, un 3,9% aproximadamente. Ya veremos. En abril el recibo ya subió un 7%.

Andrés Velázquez

[email protected]