• En ambas regiones, el 90% de la población ha respaldado la autodeterminación.
  • El canciller ruso Lavrov no prevé más conversaciones internacionales sobre Ucrania y pide a Kiev diálogo con los separatistas.
  • Los referendos, convocados por los separatistas prorrusos, han sido rechazados por Kiev y por Occidente.
  • Margallo dice que los referendos son "nulos" pero ve "buenas noticias" en la actuación de Rusia. 
El Gobierno ruso ha asegurado que respeta el resultado de los referendos de autodeterminación celebrados este domingo en las regiones de Lugansk y Donetsk -en el este de Ucrania-, al tiempo que ha mostrado su deseo de que los resultados de la consulta se plasmen de manera pacífica.

"En Moscú, respetamos la voluntad del pueblo de Donetsk y Lugansk y contamos con que el resultado se plasme de forma práctica y de manera pacífica sin que se repita la violencia y a través del diálogo", ha afirmado el Gobierno ruso, en un comunicado.

No es de extrañar la postura de Rusia por cuanto entre el 94 y el 98 por ciento de los votantes en la región de Lugansk han votado a favor de una mayor autonomía del Gobierno de Kiev, según ha anunciado este lunes el responsable del Comité Electoral Central, Alexander Malijin, citado por a la agencia rusa RIA Novosti.

Por su parte, según el presidente de la Comisión electoral Central de Donetsk, Roman Liasin, de acuerdo con datos preliminares un 89 por ciento votó a favor de la autodeterminación, un 10,2 por ciento votó en contra y el 0,7 por ciento de los votos fueron nulos.

Por eso, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, aseguraba este lunes que no ve un panorama de nuevas conversaciones a nivel internacional sobre la crisis que vive Ucrania, al tiempo que ha subrayado que, para lograr reducir la tensión en la zona, lo necesario es que haya conversaciones directas entre las autoridades de Kiev y los separatistas prorrusos.

Sn embargo, los referendos, convocados por los separatistas prorrusos que controlan desde hace semanas estas dos regiones del este de Ucrania donde reside mayoritariamente la población rusófona, han sido rechazados por Kiev y por Occidente.

Por ejemplo, el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, ha dicho que los referendos separatistas son "ilegítimos" y "nulos", pero ha rechazado reforzar las sanciones contra Rusia por considerar que su actuación en los últimos días va "en la buena dirección".

La UE va a "condenar, considerar ilegítimos y nulos de pleno derecho dos referéndums que son contrarios a la Constitución ucraniana", según ha anunciado Margallo a su llegada a la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de los 28 en la que se examina la situación en Ucrania.

En la misma línea, el ministro de Exteriores británico, William Hague, ha dejado claro que los referendos independentistas "son ilegales" y ha defendido que "lo más importante" es que la Unión Europea contemple sanciones económicas contra Rusia "dependiendo de la actitud de Rusia respecto a las elecciones del 25 de mayo" en Ucrania.

Andrés Velázquez
[email protected]