• Mientras, Carme Chacón pide ayuda a La Sexta para relanzar su candidatura tras las elecciones catalanas.
  • Eso sí, su nuevo piso en Barcelona no ayuda a presentarla como la líder de los pobres. Así empezó a caer Urdangarín.
  • Mientras, Felipe González vuelve a manejar la opción de Javier Solana como líder de transición.
  • Y Patxi López busca su sitio en Madrid.
  • Elena Valenciano recuerda que la actual dirección sólo lleva ocho meses al frente del partido.
  • Óscar López recuerda las victorias en Andalucía y en Asturias.

La noche lectoral fue Óscar López, el número tres, quien tuvo que negar cualquier posibilidad de que Alfredo Pérez Rubalcaba (en la imagen) presentara su dimisión y recordaba que si perdió en Euskadi y Galicia, también venció en Andalucía y Asturias.

Horas más tarde, tras la reunión del Comité federal, era Elena Valenciano la que aseguraba que nadie había pedido la dimisión de Rubalcaba y que el actual equipo de mando del PSOE lleva tan sólo ocho meses desde las primarias.

Pero lo cierto es que el PSOE se rompe. Rubalcaba resiste como puede pero Patxi López, ya ex lehendakari busca sitio en Madrid en pago por los servicios prestados.

Y la enemiga número uno de Rubalcaba, Carme Chacón, se prepara para utilizar a La Sexta -ya en la órbita de Planeta pero ideológicamente independiente- para intentar la conquista, otra vez, del trono socialista.

Eso sí, el casoplón al que se ha trasladado en Barcelona no ayuda a presentarla como la líder de izquierdas que el pueblo trabajador necesita. Ella dice que no es suya sino procedente de su familia política pero miren, así empezó Iñaki Urdangarín.

No, Felipe González, el patriarca del partido, analiza otras posibilidades para él; tanto Rubalcaba como Chacón están quemados y ahora se precisa un líder veterano compartiendo el timón con un joven: otra pareja González-Guerra pero representando a dos generaciones. El viejo, con perdón, sería Javier Solana. Líder de transición, mientras para la candidatura juvenil sobran nombres. Eso sí, a Solana nunca le ha gustado el puesto de reina madre… transitoria.

Lo único cierto es que Rubalcaba está hundido y el PSOE, roto.

Eulogio López

[email protected]