• El secretario de Organización del PSOE también pide, sobre los EREs falsos, que "se den todas las explicaciones que se tengan que dar, que se depure la responsabilidad que haya que depurar".
  • Aunque el PSOE pretenda desviar la atención en el también lamentable caso Bárcenas que afecta al PP, la gravedad de lo ocurrido en Andalucía deja al PSOE a los pies de los caballos.
  • Y si no, que miren las últimas encuestas del CIS sobre intención de voto...
  • Y mientras, Griñán renuncia para preservar a la Junta de la "erosión" de los ERE.
Como hemos recogido hoy, en Onda Cero, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López (en la imagen), ha sido preguntado por las últimas noticias de presunta corrupción en sindicatos como UGT (en el cobro de facturas), casos conectados presuntamente con el escándalo de los EREs de Andalucía: "Si ha habido alguna irregularidad en el cobro de alguna factura en la UGT de Andalucía, por supuesto que la UGT tiene que aclarar hasta el final lo que haya ocurrido allí, sabiendo que eso se carga con fondos que tienen gran parte de procedencia de la UE y que tienen doble control de la comunidad y de la UE", ha dicho el número 3 del PSOE.

Y, acerca de los ERE falsos de Andalucía, López ha pedido que "se den todas las explicaciones que se tengan que dar, que se depure la responsabilidad que haya que depurar" y se tenga en cuenta que "hay un proceso judicial en marcha que también hay que respetar y responsabilidades políticas que se pueden exigir a todos aquellos que se pruebe que, en efecto, han cometido alguna irregularidad".

Mientras, también este martes, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, aseguraba tras comunicar al Consejo de Gobierno su renuncia al cargo que toma esta decisión para propiciar un "cambio generacional" en la Junta "que sintonice mejor con la sociedad de hoy" y para "preservar" al Ejecutivo autonómico de la "erosión" que ha causado el hecho de que el debate público haya estado "monopolizado en los últimos meses de forma injusta sobre el presidente de la Junta y su relación con el caso" de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos. Puede decirse que quien ha tumbado realmente a Griñán ha sido este caso de los EREs falsos de Andalucía.

Todo lo cual demuestra que el PSOE se encuentra en la cuerda floja, asediado por el escándalo de los EREs, al que ahora se une el escándalo de la supuesta -aunque verosímil- corrupción en UGT, ligada a esos mismos EREs fraudulentos.

Porque PSOE y UGT son organizaciones hermanas; y eso a nadie se le escapa. Y aunque pretenda desviar la atención en el también lamentable caso Bárcenas que afecta al PP, la gravedad de lo ocurrido en Andalucía deja al PSOE a los pies de los caballos.

Y si no, que miren las últimas encuestas del CIS sobre intención de voto...

Andrés Velázquez

[email protected]