• Pedro Sánchez se crece y también aboga por la "transición económica y creación de empleo en el país" , con la creación de "empresa y trabajo, reindustrializando España". Eso está bien.
  • Asimismo, el PSOE presentará una propuesta de reforma fiscal para perseguir al defraudador sin amnistías fiscales -un ojo a Jordi Jujol- y rebajando impuestos a las clases medias.
  • En el exterior, los socialistas buscarán "darle mayor peso político a España", lo que no hizo Zapatero.
Hoy, 1 de septiembre, inicio del curso político. Por parte del PSOE, el secretario general, Pedro Sánchez (en la imagen) ha explicado los cuatro puntos en los que se centrará la acción política de su partido.

El primer punto busca la regeneración democrática, para "la unión de España en la diversidad" mediante una reforma constitucional, que también mejore la calidad democrática. En ese sentido, también propugnará medidas como unificar la ley de partidos, con unas primarias abiertas y limitación de mandatos, garantía de paridad e igualdad de género, así como la prohibición de donaciones de empresas privadas a partidos políticos. Eso sí: Sánchez se opone a la elección directa de alcaldes por medio de la lista más votada que estudia el PP.

El segundo punto pretende la "transición económica y creación de empleo en el país" mediante la creación de "empresa y trabajo, reindustrializando España".

También quiere el PSOE centrarse en la lucha para lograr la "cohesión social". "Presentaremos una propuesta de reforma fiscal alternativa a la que planteará el Gobierno para perseguir al defraudador sin amnistías fiscales y rebajando impuestos a clases medias", ha anunciado el secretario general del PSOE.

Y el cuarto punto del PSOE será la política exterior: "España se limita a abrazar las políticas de la canciller alemana, Angel Merkel, contrarias al interés nacional", ha condenado Pedro Sánchez. "Queremos darle mayor peso político a España" y ha recordado a Rajoy que "el debate no es sobre nombres, debe ser sobre políticas". Se olvidaba del plano tan secundario al que quedó relegada la política exterior española con Zapatero.

Ahora queda por ver cómo el PSOE le pondrá patas a todo esto y si con esas propuestas conquistará a ese electorado de izquierda que se está yendo a opciones más radicales...  

Sánchez también ha anunciado que propondrá al Comité Federal del partido que las primarias para elegir candidato a la Moncloa se celebren en junio de 2015, después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

Andrés Velázquez
[email protected]