• Brufau no lo ha decidido todavía, pero lo más probable es que asuma en solitario los primeros sondeos en la isla.
  • Marruecos ya ha realizado más de 10 prospecciones en la zona, pero Paulino Rivero quiere convertir el caso en 'una cuestión nacional'.
  • Repsol es una de las petroleras con menos deuda del sector, sobre todo después de salida de YPF.
  • El grupo dispone de 10.000 millones para invertir, para comprar activos o empresas en territorio de la OCDE.

Repsol se plantea asumir en su totalidad, aunque no lo ha decidido todavía, la inversión del primer sondeo para detectar la existencia de hidrocarburos en aguas de Canarias, han confirmado a Europa Press fuentes de la compañía. Es el modo de confirmar a su vez la información que da El País hoy miércoles en el mismo sentido, en la que se señala que la petrolera española ejercerá la opción de compra sobre la parte de la alemana RWE Dea AG y la australiana Woodside. La razón es sencilla: no tiene problemas de liquidez.

La compañía es una de las petroleras con menos deuda del sector (en torno a 400 millones de euros, según los analistas), como ha explicado Hispanidad, y goza de una solidez financiera considerable, sobre todo después de su salida de la argentina YPF. Lo han reconocido, con mejoras de rating, las principales agencias de calificación (Fitch o Moody's). Sólo con la salida de Argentina, Repsol ingresó 4.640 millones y repartió un dividendo de 1.324 millones.

En suma, tiene liquidez y abundante. Pero hay más. El grupo dispone de 10.000 millones de euros para invertir, para comprar activos o empresas en territorio de la OCDE. Por ese motivo, como también ha informado Hispanidad, la petrolera busca nuevas inversiones en área OCDE, especialmente en Estados Unidos, Canadá, el norte de norte de Europa y Extremo Oriente.

Respecto a la inversión en Canarias, sumaría unos 120 millones de euros, pero la compañía no ha decidido todavía qué opción tomar. La titularidad actual del permiso corresponde a Repsol Investigaciones Petrolíferas, Woodside Energy Iberia y RWE Dea en unos porcentajes del 50%, 30% y 20%, respectivamente, actuando la compañía española como operador. Los sondeos están localizados en la cuenca atlántica de Canarias, inexplorada hasta el momento, mientras que Marruecos ya ha realizado más de 10 prospecciones en la zona. Ese es otro cantar: el lío que está montando el presidente canario, Paulino Rivero, para intentar detener al Ministerio de Industria, al Tribunal Constitucional, convirtiendo el asunto en una cuestión de Estado.

Miriam Prat

[email protected]