El acuerdo para el sexenio 2014-2020 fija las cuenta públicas de la Unión Europea en 960.000 euros-Y luego dicen que creamos en Europa.
-El presupuesto anual llevaba cuatro años congelado.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, y los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y de la Eurocámara, Martin Schulz, han alcanzado, tras varias semanas de duras negociaciones, un acuerdo sobre el presupuesto comunitario.

Son 960.000 euros para el sexenio 2014-2020, un 3% menos que el marco financiero actual, es decir, el último sexenio que termina este año. Después de cuatro años de congelación anual, el dinero destinado para los próximos seis años disminuye por primera vez en la historia de la Unión Europea. Y lo hace por culpa de la crisis, que no ha afectado a todos por igual. Es más, algunos se están beneficiando de ellas.Y luego nos dirán que creamos en Europa. Los contribuyentes netos, los que dan más que reciben, abanderados por el Reino Unido y Alemania, han sido los responsables de los recortes.

La única lucecita que se vislumbra en el horizonte es que el Parlamento ha logrado introducir una cláusula de revisión obligatoria en 2016 para adaptar el presupuesto a la situación económica, y flexibilidad para que el dinero sobrante de un año pueda gastarse el ejercicio siguiente.

Es interesante destacar que el nivel de pagos se ha reducido a 908.000 millones de euros. El resto, 52.000 millones es el porcentaje de dinero destinado a la eurocracia, muy elevado.

Mariano Tomás
[email protected]