Acumula ya un desplome del 40,5% desde 2007 y las ventas retroceden un 17,4%Nadie sabe realmente dónde está suelo en la caída del precio de la vivienda. A la dubitativa visión de analistas, agencias e inmobiliarias se unen los fríos datos de las estadísticas, públicas o privadas, que reflejan mes a mes esa misma incertidumbre. Este martes se ha conocido el informe de Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa), que sitúa en el 7,6% el descenso interanual en febrero, un suma y sigue, vaya. Y el número de casas vendidas en 2013, según los datos de Fomento, que han bajado un 17,4% (la escuálida cifra de 300.349).
En enero, los precios cayeron otro 7,2% y acumula ya un desplome del 40,5% desde que estalló la crisis, a finales de 2007, según Tinsa. Los precios están ya, por tanto, en los mismos niveles de julio de 2003. La caída acumulada no es igual para todos; va barrios, como quien dice.
En la costa mediterránea, donde el boom fue más acusado, la caída desde 2007 ha sido del 48,6%; en las capitales y grandes ciudades, del 43,7%; en las áreas metropolitanas, del el 43,1% y en el resto de municipios del 34,8%. En Baleares y Canarias, sin embargo, el descenso es menor, del 32,8%.
El Ministerio de Fomento, por su parte, destaca, siempre más optimista, que en el cuarto trimestre de 2012 fue "atípico", al entrar en vigor el 31 de diciembre una serie de cambios fiscales que provocaron un adelanto de las compraventas. Y añade que, de no haberse producido ese adelanto los resultados de 2013 serían similares a los de 2012. El que no se consuela es porque no quiere.
Mariano Tomás
[email protected]