• Lo único que ha dicho Jorge Fernández es una obviedad. La homosexualidad no garantiza el relevo generacional.
  • La pepera Soledad Becerril, Defensora del Pueblo, le ataca: hay que atenerse a la ley y a las sentencias del Tribunal Constitucional.
  • Y El País le recrimina que va a misa todos los días.

Muy creíble y muy cierto: la derecha progre que controla el Gobierno ha lanzado una campaña contra su propio ministro del Interior, Jorge Fernández (en la imagen).

Resulta que Fernández aseguró que no se podía comparar gaymonio y matrimonio, entre otras cosas porque la homosexualidad no asegura el relevo generacional.

Vamos, una obviedad como la copa de un pino. ¿O es que los homosexuales pueden tener hijos sin ayuda de una mujer o de un varón

Sin embargo, para El País, que se ha unido al coro de la progresía de derechas, es decir, del Partido Popular, "Fernández Díaz peca de homofobia". No sólo eso sino que le han hecho un retrato que atenta claramente contra la libertad religiosa: "El ministro converso". En él se asegura que es "próximo al Opus Dei", lo cual es falso: no es próximo: es miembro del Opus Dei, y lo es porque le da la realísima gana. Asegura El País que le hacen la agenda política para que pueda ir a misa todos los días: ¿Y qué Si va a misa todos los días deberá adecuar su agenda, digo yo.

Pero los golpes de 'lo de afuera', lobby gay, PSOE, El País, no duelen. Duelen los de dentro. Por ejemplo, los de la Defensora del Pueblo, la pepera Soledad Becerril, quien ha manifestado que hay que atenerse a "la ley y a las sentencias del Tribunal Constitucional". ¿Es que acaso Fernández ha enviado a la Guardia Civil para impedir un homomonio ¿Es que acaso no se puede ser ministro y estar en desacuerdo con alguna norma legal o discrepar de una sentencia

En definitiva, un ataque en toda regla a Fernández por sus convicciones religiosas y por su derecho a la libertad de expresión. ¡Caramba con la Defensora del Pueblo!

Y ni un solo compañero del Ejecutivo del Partido Popular ha salido en su defensa.

Eulogio López

[email protected]