- González Pons (PP), sobre la prórroga del estado de alarma: Estamos ante una incapacidad del Gobierno de resolver un problema político para lo cual tiene mecanismos en la administración ordinaria
- Enrique Gil Calvo (tertuliano SER), sobre la prórroga del estado de alarma: Era necesario, porque los controladores son totalmente imprevisibles
- José Antonio Zarzalejos (tertuliano SER): Técnicamente, no hay estado de alarma
- Margarita Sáenz Díez (tertuliana SER): Me parece una decisión inevitable
- Bieito Rubido (ABC): En democracia, no se pueden prolongar las situaciones extremas
- Victoria Prego (tertuliana COPE): Estamos ante una cosa tremenda, que es un estado de excepción preventivo; y eso, democráticamente, es un escándalo
- Carlos Cue (tertuliano COPE): La papeleta del Gobierno es complicada; no creo que el Gobierno haga una cosa de estas porque sí
- Edurne Uriarte (tertuliana COPE): Tengo el convencimiento de que si no se prolonga el estado de alarma vamos a tener otra vez estado de chantaje
- Iñaki González (tertuliano RNE): Creo que es una medida preventiva y me preocupa que el estado de alarma se pueda utilizar con carácter preventivo en estas circunstancias
El PP lo tiene claro y quiere hurgar en la herida. Ante la desaparición del presidente Zapatero de la esfera pública  -ni está ni se le espera en una situación tan grave y excepcional como un estado de alarma-, la oposición pide elecciones generales para elegir un nuevo presidente que, entre otras cosas, dé la cara ante los mercados internacionales y defienda a España, como ha dicho el popular Esteban González Pons esta mañana en Antena 3. Y ha añadido: Lo natural es preguntar al pueblo, preguntar a los ciudadanos y que elijan un líder porque hoy, esta legislatura no es que esté terminada, es que ha sido traicionada, porque este Gobierno ha renunciado al programa electoral con el que se presentó, se encuentra en una circunstancia que era la contraria en que él decía que iba a estar, ha acabado renunciando a sus principios y valores, está aplicando una política contraria a la que siempre predicó.

Pero el tema del día es la petición del Gobierno al Parlamento para prorrogar un mes el estado de alarma y evitar otra huelga de los controladores en Navidad. Claro, como es con carácter preventivo -aunque el Gobierno lo niegue-  las dudas sobre su validez jurídica aumentan. Y son las que han salido esta mañana de la boca de algunos tertulianos. Aunque para otros, el Gobierno hace bien prorrogándolo porque de los controladores no te puedes fiar ni un pelo. En cualquier caso, aquí pueden leer las opiniones de Enrique Gil Calvo, José Antonio Zarzalejos y Margarita Sáenz Díez en la SER; de Bieito Rubido, Victoria Prego, Carlos Cue y Edurne Uriarte en la COPE; y de Iñaki González y Jordi Barbeta en RNE.

El PP aboga por consultar a los españoles para elegir un nuevo presidente que dé la cara ante los mercados internacionales y defienda a España

La Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz puede subir en enero el 9,9%, aunque la decisión final corresponderá al Ministerio de Industria, que este año 2010 ya aprobó subidas del recibo del 2,67% en enero y del 4,8% en octubre. Sólo un acuerdo entre PSOE y PP evitaría dicha subida. En Antena 3, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, se ha referido a ello: El problema de España es que, merced a una política de subvención mal hecha, le debemos a las eléctricas 20.000 millones de euros. Y la deuda con las eléctricas asciende 4.500 millones de euros cada año y eso alguien lo tiene que pagar. Ahora mismo, las eléctricas ya no pueden higienizar su deuda y van a tener que cargarla sobre el recibo. Y los ciudadanos, el recibo de la luz, aumentado en mucho, es sólo la primera mala noticia que van a recibir el año que viene. Ya el Gobierno está anunciando que el SMI va a subir menos que el IPC, es decir, que el SMI va a perder poder adquisitivo. Esa puede que sea la segunda mala noticia el año que viene. España necesita cambiar porque está deslizándose por una pendiente que nos conduce a todos a una pobreza generalizada.

González Pons ha ahondado en la idea de que la solución serían unas elecciones anticipadas en España: Lo natural es preguntar al pueblo, preguntar a los ciudadanos y que elijan un líder porque hoy, esta legislatura no es que esté terminada, es que ha sido traicionada, porque este Gobierno ha renunciado al programa electoral con el que se presentó, se encuentra en una circunstancia que era la contraria en que él decía que iba a estar, ha acabado renunciando a sus principios y valores, está aplicando una política contraria a la que siempre predicó, y los españoles han de firmar un nuevo contrato -que a lo mejor es con el PP o a lo mejor no-, con un nuevo presidente del Gobierno que enarbole un programa nuevo y que dé la cara ante los mercados internacionales y defienda a España, porque España, con Zapatero escondido, no tiene quien la defienda.

Respecto a la petición del Gobierno al Parlamento de prorrogar el estado de alarma un mes, González Pons ha dicho: El estado de alarma sirve para defender la Constitución y la Constitución puede estar en peligro cuando está cerrado el espacio aéreo. Pero cuando el espacio aéreo está abierto y todo está funcionando, el estado de derecho tiene que tener mecanismos que no sean el último recurso para poder ser defendido. Si el Gobierno a estas alturas cree que el hecho que justificó la declaración de estado de alarma sigue vigente, hace bien en prorrogar el estado de alarma, pero si estamos prorrogándolo no porque la situación siga vigente sino porque el Gobierno es incapaz de resolverla, estamos ante una situación diferente, estamos ante una incapacidad del Gobierno de resolver un problema político para lo cual tiene mecanismos en la administración ordinaria.

Enrique Gil Calvo (tertuliano SER), sobre la prórroga del estado de alarma: Era necesario, porque los controladores son totalmente imprevisibles

El Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria en el Congreso, acordó anoche pedir al Parlamento prorrogar por un mes, hasta el próximo 15 de enero, el estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado 4 de diciembre para solucionar la crisis abierta por los controladores aéreos. El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó en rueda de prensa que el objetivo es garantizar que nuestro sistema
aeroportuario vuelve absolutamente a la normalidad, como antes del día 3 de diciembre. El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, presentará el jueves la propuesta al Pleno del Congreso para su votación. En la SER, los tertulianos lo comentaban. Para Enrique Gil Calvo, era necesario, porque los controladores son totalmente imprevisibles y aunque ahora parezcan corderos, ahí está su piel de lobo por debajo. El problema es qué pasará el 15 de enero, porque no estaba nada claro que se pueda prorrogar indefinidamente el estado de alarma y el 15 de enero las cosas vuelven a empezar. Y esto hace pensar que aunque tengamos las Navidades en paz, la cuesta de enero se anuncia muy peligrosa.  

José Antonio Zarzalejos (tertuliano SER): Técnicamente, no hay estado de alarma

José Antonio Zarzalejos, también en la SER, apuntaba que cree que técnicamente, no hay estado de alarma, no hay presupuesto jurídico-constitucional para una prórroga del decreto del estado de alarma. Lo que pasa es que sí hay alarma, la alarma del Gobierno, que necesita ganar tiempo para pergeñar una solución a finales de enero al tema de los controladores, que probablemente vendrá por un laudo arbitral obligatorio, estoy convencido. Y en segundo lugar, hay otra alarma de la propia sociedad española que no se fía de que este colectivo que sigue fuerte y cohesionado, que da pasos no improvisados, pudiera, en una coyuntura como la de las fiestas, hacer algún tipo de actuación que alterase el tráfico aéreo. Pero técnicamente, no hay estado de alarma.

Margarita Sáenz Díez (tertuliana SER): Me parece una decisión inevitable

La también tertuliana de la SER Margarita Sáenz Díez explicaba que el debate entre juristas ahora está sobre si el marco de la Constitución encaja perfectamente en esta nueva decisión. Yo creo que mayoritariamente diría que sí. En todo caso, a mí me parece una decisión inevitable. Imaginemos que el 24 de diciembre o el 31 volviera la situación a retrotraerse. El colectivo de controladores, aunque hay algunas fisuras entre ellos, hegemónicamente sigue estando en contra de facilitar a AENA y, por tanto, al Ministerio de Fomento, cualquier tipo de concesión que permita restablecer la  situación anterior.

Bieito Rubido (ABC): En democracia, no se pueden prolongar las situaciones extremas

El Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria en el Congreso, acordó anoche pedir al Parlamento prorrogar por un mes, hasta el próximo 15 de enero, el estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado 4 de diciembre para solucionar la crisis abierta por los controladores aéreos. En la COPE, los tertulianos también lo comentaban. Para Bieito Rubido, en democracia no se pueden prolongar más las situaciones extremas. El estado de alarma es una situación excepcional que contempla la Constitución, y que los propios padres de la Constitución y constitucionalistas consideran que es algo excepcional que casi nunca se va a dar. El problema de fondo sigue existiendo, no se acaba de resolver y de abordar el problema verdadero, que es que AENA ha gestionado históricamente mal el tema de los controladores, asunto que se gestionó mal en otros muchos países, pero que se recondujo. AENA, en los seis últimos años, ha contratado seis mil personas y ha quintuplicado su déficit, es decir, que tenemos un problema de fondo, de la gestión del Gobierno socialista de AENA en los últimos años.  

Victoria Prego (tertuliana COPE): Estamos ante una cosa tremenda, que es un estado de excepción preventivo; y eso, democráticamente, es un escándalo

Victoria Prego, también en la COPE, afirmaba que conviene que los gobiernos respeten de una manera escrupulosísima la ley y las normas y las normas derivadas de ellas. El Gobierno, en una situación de emergencia como fue aquella, le concedo el beneficio de la duda en el sentido de que podía haberse encontrado con una emergencia y tenía que tomar una medida inmediatamente. Pero del comportamiento de los controladores desde entonces no se sigue en absoluto la certeza de que vayan a repetir. Pero aunque se siguiera, tendría que demostrarse que los controladores, una vez levantado el estado de alarma, repiten su sabotaje y vuelven a poner el espacio aéreo en situación de peligro de manera que hay que cerrarlo. Entonces podríamos volver a discutir que el estado de alarma está justificado volverlo a plantear. Pero es que esto no ha sucedido. Estamos ante una cosa tremenda que es un estado de excepción preventivo; y eso, democráticamente es un escándalo. Esto no se aplica en las democracias, no es higiénicamente democrático en absoluto.

Carlos Cue (tertuliano COPE): La papeleta del Gobierno es complicada no creo que el Gobierno haga una cosa de estas porque sí

También en la COPE, Carlos Cue estaba de acuerdo en que el estado de alarma es una aberración, es un mecanismo absolutamente excepcional y extraordinario en democracia, con lo cual, si no se usara, muchísimo mejor. Ahora, la papeleta del Gobierno es complicada. Yo no creo que el Gobierno haga una cosa de estas porque sí. Yo creo que el Gobierno tiene el temor de que los controladores vuelvan a hacer lo del otro día. Y estamos hablando de las Navidades. Estamos hablando de máxima sensibilidad. Con lo cual, si el Gobierno levanta el estado de alarma para ver qué pasa y lo que pasa es que 600.000 personas se quedan sin ver a su familia en Nochebuena estoy seguro de que en esta tertulia le caería una bronca interesante. Por tanto, el Gobierno está actuando con temor.

Edurne Uriarte (tertuliana COPE): Tengo el convencimiento de que si no se prolonga el estado de alarma vamos a tener otra vez estado de chantaje

Edurne Uriarte, en la misma emisora, destacaba que el problema es que estamos en una disyuntiva endemoniada que es: o estado de alarma, o estado de chantaje. El problema es que los controladores han demostrado a lo largo de años que se comportan como saboteadores y chantajistas. Y esto no ocurrió en un da, ha ocurrido durante meses y años. Tengo el convencimiento -a través del análisis del comportamiento de los controladores en todos estos años-, de que hay una previsión de que si no se prolonga el estado de alarma, los controladores van a repetir el chantaje en los próximos días. Tengo el convencimiento de que si no se prolonga el estado de alarma vamos a tener otra vez estado de chantaje. Esto es terrible y siendo muy razonables todas las dudas, me temo que si no se prolonga vamos a estar en las mismas.

Iñaki González (tertuliano RNE): Creo que es una medida preventiva y me preocupa que el estado de alarma se pueda utilizar con carácter preventivo en estas circunstancias

En RNE, los tertulianos también analizaban la prórroga del estado de alarma. Iñaki González comentaba que es eminentemente y casi exclusivamente preventivo. Porque objetivamente, las circunstancias que en un momento determinado animan o inducen a tomar una medida excepcional, en estos momentos no se están dando. No hay un riesgo objetivo de caos aéreo porque hay personas que están trabajando. Lo que sí hay es un riesgo objetivo de que estas personas convoquen una huelga cuando dejen de estar bajo la jurisdicción militar, que al fin y al cabo es el efecto real y tangible de estar en estado de alarma. Una convocatoria de huelga tiene sus propios mecanismos de garantías en democracia, sus servicios mínimos, sus plazos y sus condiciones, sus exigencias de cumplimiento, y sus procedimientos por los cuales la otra parte -el Gobierno- puede medir hasta qué punto hay servicios esenciales que deben estar por encima de las circunstancias personales de quin convoca la huelga. Por eso, a fecha de hoy el riesgo real es que hubiera una convocatoria de esta naturaleza. Creo que es una medida preventiva y me preocupa que el estado de alarma se pueda utilizar con carácter preventivo en estas circunstancias.

Jordi Barbeta (tertuliano RNE): La prórroga del estado de alarma no es para proteger a los viajeros sino para proteger políticamente al Gobierno

Jordi Barbeta, también en RNE
, opinaba que si nos lo planteamos como que hay dos bandos -Gobierno y controladores- yo estoy decididamente a favor del Gobierno, porque ha de mirar por el interés general. Dicho esto, la prórroga del estado de alarma no es para proteger a los viajeros sino para proteger políticamente al Gobierno, porque si en Navidad hubiera otra crisis como la de la semana pasada, se lleva al Gobierno por delante. Es decir, el Gobierno se está curando en salud para salvarse él. No tiene suficiente capacidad con los instrumentos normales y tiene que adoptar una medida excepcional.   

José Ángel Gutiérrez
[email protected]