• Sin embargo, ni uno ni otro se posicionan claramente a favor de la dación en pago.
  • Cosa bien distinta hace Joan Coscubiela (ICV-EUiA), que no sólo la propone, sino también recuerda que la dación en pago existe para los promotores pero no para las familias.
  • Al final, PP y PSOE cederán ante las presiones de los bancos y se limitarán a apostar por la aplicación de paños calientes como el aplazamiento de créditos o su renegociación.
  • Fuentes gubernamentales señalan que el principal problema al que se enfrenta el Ejecutivo para encontrar una salida a los desahucios es la imposibilidad de aplicar una norma con efectos retroactivos.

Al PP le está abrasando la situación de miles de familias que existen en nuestro país amenazadas por la posibilidad de quedarse en la calle tras un desahucio. Este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen) ha anunciado que la comisión ya creada al efecto -en la que está implicada personalmente porque depende de vicepresidencia, y en la que participan delegados de los ministerios de Economía, Justicia y Hacienda-, ha mantenido reuniones al más alto nivel. "Pretendemos dar una vuelta de tuerca para plantear medidas más eficaces sobre este punto", ha asegurado. Soraya ha anunciado que quiere "llegar a un acuerdo con el Partido Socialista", así como con otros grupos "para poder llegar a un consenso" y así poder paliar mediante "medidas más eficaces y de mayor calado social" la insostenible situación que están viviendo algunas personas en riesgo de desahucio. No hay que olvidar que en los últimos cuatro años, desde que comenzó la crisis, se han producido alrededor de 350.000 ejecuciones hipotecarias en España.

Era de esperar que no se mencionara en ningún momento la dación en pago, algo que vienen reclamando a gritos muchos expertos. La única solución realista, y no las medidas de protección a deudores sin recursos aprobada por el Gobierno, sería aprobar la posibilidad de la dación en pago con todas las de la ley, y no un código de buenas prácticas al que se adhieren los bancos si les viene en gana para otorgar graciosamente una 'dancioncita' limitada a una casuística muy concreta que incluye, entre otras características, que todos los miembros de la familia estén en paro, esto es, sin ingresos ni ningún tipo de actividad económica.

Joan Coscubiela, candidato de ICV-EUIA, en cambio, sí ha hablado en plata. El político izquierdista y ecologista no sólo ha advertido de que el desahucio exprés que permite la Ley de Medidas de Agilización Procesal supone un golpe al derecho a la vivienda en España, sino que también ha señalado, en la mañana de este viernes en los Desayunos de TVE, algo mucho más importante: la dación en pago, es decir, entregar la propiedad al banco en pago de la hipoteca y 'matar' la deuda. Coscubiela ha explicado que esto es algo que ya se está aplicando en España para los promotores, pero no para las familias.

Pero volvamos a los desahucios. Fuentes gubernamentales señalan que el principal problema al que se enfrentan para encontrar una salida a esta situación es la imposibilidad de aplicar una norma con efectos retroactivos.

Sara Olivo

[email protected]