El presidente del Congreso sería el responsable de organizar unas primarias en el partido. Condición: no habrá paz a cualquier precio en Euskadi. Se trata de un plan anti-Rubalcaba, con Carme Chacón y el lobby feminista del PSOE como relevo emergente. No obstante, ZP se reserva la última palabra

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguraba que el día en que entrara en un hospital pasaría por todas las plantas. Lo que no podía sospechar es que sus adversarios -los relevantes, sus compañeros socialistas, especialmente Zapatero, aprovecharía su enfermedad para ligar su suerte a la de José Bono, precisamente el hombre al que cesó como ministro de Defensa.

Según fuentes monclovitas, el plan ZP-Bono es sencillo o, al menos, eso piensan ellos. Si se confirman las encuestas, la debacle socialista de mayo llevaría a ZP a presentar su dimisión, ojo, no como presidente del Gobierno, sino como secretario general del partido. En ese momento, Bono, que no Blanco, ni Chaves, ni Iglesias, ni cualquiera de los zapateristas, tomaría el timón para un interregno en el que se convocarían primarias en el PSOE para nombrar candidato presidencial para 2012. Ni que decir tiene que Zapatero se reserva la decisión última y que incluso podría presentarse a esas primarias. Las municipales y autonómicas del 22 de mayo, nada menos que en 13 comunidades autónomas, y el PSOE puede perderlas todas, quizás con la excepción de Extremadura y Asturias, tomarán la decisión por él.

La única condición impuesta por Bono ha sido que ZP no se empeñe en una paz falsa, una paz-rendición, en Euskadi, frente a los proetarras, crecidos ahora con la sentencia de Estrasburgo que absuelve a Arnaldo Otegi de un delito de injurias al Rey.

Es un plan anti-Rubalcaba, y anti-Felipe González, si lo prefieren, en suma, un plan anti-vieja guardia.

En cualquier caso, de esta recalcitrante obsesión de ZP por mantenerse en el poder, emerge el lobby feminista del PSOE, el único que sigue apoyando a ZP. Cesada por Fernández de la Vega porque le hacía sombra al presidente, ahora la candidata de ese lobby todopoderoso es la titular de Defensa, Carme Chacón quien ya explicó que España estaba preparada para tener una mujer, y catalana, al frente de Gobierno. Los malvados aseguran que España está preparada, en efecto, pero dudan de que la que esté preparada sea Chacón. Rubalcaba lo va a tener difícil y muchos precipitan ya su ocaso político. Él no lo cree así.

Mientras tanto, el paro continúa disparado. Y a los españoles les preocupa mucho más el desempleo que Euskadi, aunque Eguiguren piense lo contrario.

Eulogio López

[email protected]