• "Hay que seguir trabajando para potenciar a las pequeñas y medianas empresas y autónomos, ya que son un sector muy importante para la economía española", dicen las tres asociaciones del sector.
  • Sin embargo, según el presidente de Anfac, Rafael Prieto, el mercado español podría prescindir de estas ayudas en 2016.
Las ventas de vehículos comerciales ligeros cerraron los dos primeros meses del presente ejercicio con un volumen de 15.398 unidades, lo que supone un aumento del 50,4% en comparación con el mismo período del año anterior, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

En febrero, las entregas de vehículos comerciales ligeros se situaron en 8.518 unidades, lo que se traduce en un incremento del 51,4% en comparación con los datos del mismo mes de ejercicio precedente.

Las tres organizaciones explicaron que esta mejoría de las entregas de vehículos comerciales ligeros se explican por el impulso del Plan PIMA Aire, que es una medida "necesaria" hasta que se recuperen los volúmenes de ventas perdidos en los años anteriores.

"Hay que seguir trabajando para potenciar a las pequeñas y medianas empresas y autónomos, ya que son un sector muy importante para la economía española", añadieron las tres asociaciones, que señalaron que el Plan PIMA Aire 3, aprobado el pasado viernes, fomentará la renovación del parque de este tipo de vehículos.

Si embargo, recientemente, Hispanidad recogió las declaraciones del presidente de Anfac, Rafael Prieto, según las cuales, el mercado español podría prescindir de estas ayudas (PIVE, etc) en 2016.

Andrés Velázquez
[email protected]