Obliga a los Ministerios a ceder parte de su presupuesto

 

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el Plan de Choque para la Empleabilidad que consta de cuatro decretos orientados al fomento del empleo.

El primero de estos decretos pretende impulsar la recualificación y está destinado a personas desempleadas que agoten su protección por desempleo a partir del próximo 16 de febrero. Quienes se acojan a este programa deberán seguir un plan de formación y recualificación  orientado a los sectores emergentes. Sustituye de alguna forma al PRODI, que contemplaba la prórroga de 426 euros a parados de larga duración. Aunque, como es sabido, el nuevo plan está previsto para aquellos desempleados que entren en procesos de formación. Está limitado a seis meses no prorrogables después de los cuales los interlocutores sociales y el Gobierno estudiarán su eficacia. El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, no descarta que el plan pueda extenderse, pero se exigirá para ello un nuevo decreto.

La puesta en marcha de estos planes de empleo supone un gasto de 400 millones de euros, de los que, dados los límites de gasto, el Ministerio de Trabajo cubre 200 millones. Los 200 millones restantes son aportados por el resto de los Ministerios. El propio ministro del Interior explicó este viernes que tendrá que prescindir de 31 millones de euros.

Mariano Tomás

[email protected]