Crece un 0,7% interanual, una décima menos que en el trimestre anterior

El exportavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, solía presumir de que las previsiones económicas se iban cumpliendo y que España acabaría el año con un crecimiento del PIB del 1,3%. Sin embargo, en el segundo trimestre del año, según en Banco de España, la economía nacional se estancó.

El PIB creció un 0,2% en tasa intertrimestral y el 0,7% interanual, lo que supone una décima menos en ambos casos que en el primer trimestre. La conclusión del Banco de España es que se produjo un "debilitamiento de la actividad" y, entre las claves principales, menciona la caída de la demanda nacional (-1,9% interanual), más pronunciada que en el trimestre anterior.

Lo curioso es que son las propias medidas del Gobierno las que han contribuido a esa caída. Por ejemplo, con la subida del IVA, que efectivamente ha servido para reducir el déficit del Estado, pero ha frenado el consumo. En 2011 tampoco ha habido ayudas directas a la adquisición de automóviles. Las ventas de coches se han caído y el dato queda reflejado.

Andrés Velázquez

[email protected]