• La imputación de los dos hermanos de la ministra ha provocado que una agencia de noticias y otros medios apostaran reporteros a las puertas del domicilio de la progenitora de la ministra con cámaras de televisión.
  • Ni Fátima Báñez es Isabel Pantoja ni ninguno de sus hermanos son Julián Muñoz.
  • La familia no descarta tomar medidas contra una situación que consideran intolerable.
  • Los medios, hasta la prensa del corazón,  siempre se han mostrado mucho más respetuosos con los socialistas respecto a su vida privada, ya que estos no se andan con chiquitas a la hora de poner querellas.
  • Al PSOE le vino de perlas que la solicitud del suplicatorio para encausar al ministro Blanco por el Caso Campeón tuviera lugar el mismo día que la jueza Alaya imputaba a los hermanos de Báñez.

 

La imputación por parte de la jueza Mercedes Alaya de dos hermanos de la ministra Fátima Báñez (en la imagen) en el caso Mercasevilla provocó que en la tarde del pasado martes, un equipo de televisión de una conocida agencia de noticias de ámbito nacional y algún que otro medio informativo asediase el domicilio de la madre de la ministra, horas después de conocerse la noticia.



La familia de la ministra no descarta tomar medidas contra una situación que consideran intolerable. La utilización de técnicas del periodismo rosa en  la información política no es habitual, especialmente cuando afecta a los familiares de los políticos. Y es curioso que ocurra con los familiares de una mujer, lo que no deja de evidenciar un cierto machismo por parte de determinados medios.



No hay que olvidar la actitud proteccionista de Zapatero para con su familia, actitud muy respetada por los medios hasta que se metió él sólo en la boca del lobo al llevar a sus hijas a ver a Obama a la Casa Blanca. A los socialistas siempre se les respetó más, porque no se andaron nunca con chiquitas a la hora de llevar a los tribunales a los medios por intromisión en su vida privada.



La progenitora de la ministra ha pasado dos días muy malos. El pasado lunes la jueza Alaya imputaba a su marido, fallecido hace doce años, y ayer los periodistas hacían guardia frente a su casa como si fuera el domicilio de Ana Obregón.



Eduardo Báñez García, consejero delegado de la empresa Juan de Robles, y su hermano Juan Nicolás comparecerán ante la juez el próximo viernes, como también lo harán los responsables de otras empresas que se presentaron al concurso para acceder al concurso de Mercasevilla.



Entre ellos se encuentran Ignacio Bayón Marine, presidente del consejo de Administración de Realia Bussiness, o José Romero González, presidente del consejo de Administración de Prasa. Que se sepa, nadie ha mandado una cámara a sus casas...También han sido citados a declarar como imputados, por un presunto  delito de maquinación para alterar el precio de las cosas, Bárbara  Gutiérrez-Maturana Kalachnikoff, presidenta y consejera delegada del  Consejo de Administración de Sociedad Azucarera Larios; Martín  Eugenio Sánchez-Ramade Moreno, presidente de Edamar y Antonio Vicente Sánchez-Ramade Carrascosa,  hijo del anterior y que firmó la oferta presentada por Edamar como apoderado solidario.



Sea como fuere, al PSOE le vino de perlas que la solicitud del suplicatorio para encausar al ministro Blanco por el Caso Campeón tuviera lugar el mismo día que la jueza Alaya imputaba a los hermanos de Fátima Báñez.



Sara Olivo

[email protected]