Uno de cada cinco españoles en edad de trabajar no pudo hacerlo, mientras el salario medio se cifra en 21.500 euros frente a los 27.036 de Europa

 

Los datos del INE sobre la Encuesta de Población Activa reflejan la situación laboral actual de nuestro país. La situación es dramática, aunque gracias a Dios, tal y como ha anunciado el secretario de Estado de Economía, no se esperan grandes repuntes porque con casi cinco millones de parados, decir con total tranquilidad que podría haberlos, no se sabe hasta dónde podrían llegar. Parece ser que 4,7 millones de parados no son muchos.
Pero además de las cifras de paro, otro aspecto a analizar es cómo son los salarios de quienes trabajan. Y es que si bien hay mucha gente desempleada, quienes trabajan en nuestro país reciben uno de los salarios brutos anuales más bajos de Europa. Según esta estadística, España está por debajo de la media Europa (21.500 euros frente a 27.036), pero muy lejos de los 46.000 euros que cobran los británicos de media.
Así pues, no sólo hay mucha gente sin trabajar, sino que quien trabaja gana poco. Llama la atención que ahora los sindicatos pidan trabajar sobre los ingresos. Pero si van a defender a los trabajadores como han hecho con las pensiones, mejor que no digan nada no sea que todavía bajen más los sueldos.
Juan María Piñero
[email protected]