Entre 2008 y 2011, los costes laborales se incrementaron un 8,6% y desde 2001, un 48%Analistas Financieros Internacionales (Afi) y la patronal de grandes empresas de trabajo temporal (Agett) han realizado unas previsiones sobre la próxima Encuesta de Población Activa (EPA) -la del primer trimestre del año-, según las cuales, habrá 394.000 parados más, lo que elevará la tasa de paro al 24,6% y el número de desempleados a más de 5,6 millones de personas, nueva cifra récord. 

Ambas entidades estiman que, si la población activa se mantiene estancada, se destruirán 436.000 puestos de trabajo en el primer trimestre, con una caída interanual de la ocupación del 4,3%, lo que situará el volumen total de ocupados en 17,37 millones, la cifra más baja desde el segundo trimestre de 2003.

No obstante, también prevén que la estacionalidad de la primavera debería compensar en los próximos meses el deterioro de la ocupación que se espera en los sectores más afectados por el recorte del gasto público.

El informe también destaca que entre 2001 y 2007 los costes laborales crecieron un 4,6% de media; y entre 2008 y 2011, un 8,6%. En 2011, los costes laborales crecieron un 2,2%. Y desde 2001, se han elevado un 48%, de tal forma que el coste laboral por hora trabajada ha pasado de 13,2 euros en 2001 a 19,6 euros en 2011.

Hay que recordar que las empresas de trabajo temporal son aquellas mismas que en muchos casos establecieron condiciones laborales miserables, con ganancias suyas a costa de sueldos bajos de los trabajadores. 

Andrés Velázquez

[email protected]