La excusa socialista de que nos está afectando la crisis global no vale: porque no afecta igual a todos

 

Hoy se ha conocido el dato del paro en Alemania en el mes de septiembre: un 6,9%. Hace un año, el paro en el país germano se situaba en el 7,2%, luego ha bajado tres décimas; y respecto a agosto, ha bajado un 0,4%.



Mientras Alemania se acerca al paro técnico, situado en el 5%, el adecuado en una economía normal con un pequeño desfase entre los que pierden trabajo y los que lo buscan, conviene recordar que en la OCDE, la tasa de paro está en el 8,2%; mientras que el desempleo en la zona euro se mantiene en el 10%. En EEUU, la tasa de paro alcanza el 9,1%. ¿Y en España? Estamos en el 21,2%, seguida -de lejos- por Irlanda (14,5%), Eslovaquia (13,4%) y Portugal (12,3%).



Según la Agencia Federal de Empleo alemana -la encargada de dar a conocer los datos- la tendencia a la baja en el desempleo se ha visto fortalecida por las reformas que se han hecho en los últimos años en el mercado laboral. ¿Hace falta recordar las reformas laborales que se han hecho en España? Se hicieron tarde y mal. Y de aquellas aguas, estos lodos. Seguimos batiendo todos los récords del mundo desarrollado. Cuando el candidato socialista, señor Rubalcaba, insiste en que nos está afectando la crisis mundial, conviene que se lea las comparaciones, donde se demuestra que a todos la crisis no nos ha afectado por igual. Y es que algo se habrá hecho mal, ¿no, señor Zapatero?



José Ángel Gutiérrez

[email protected]