Cerca de 69.000 españoles engordan las listas del paro en febrero
Ya son casi 4,3 millones los españoles registrados en las oficinas públicas de empleo. Y todo parece indicar que el desempleo se va a mantener durante gran parte del año.
El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, confesaba esta mañana en televisión que la crisis económica está quedando atrás, como bien muestran las previsiones de crecimiento económico de nuestro país. Cuando oigo eso, me doy cuenta de que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y no porque esas previsiones no se vayan a cumplir, que puede ser, sino porque esa historia se la están contando a 4,3 millones de parados registrados (la Encuesta de población activa lo sitúa en 4,7 millones), a los que además se les está diciendo, sin ningún temblor en la voz, que van a seguir donde están, es decir, en la calle.
Como siempre, hay una visión positiva del dato y es que ha crecido menos que en el mismo mes del año pasado. Pero eso no le importa a quien no tiene trabajo. Lo que le importa es que 4.299.263 millones de españoles están sin trabajo y se pregunta, ¿seré yo el próximo? Y cuando encima se entera de los homenajes que ciertos personajes se montan con los EREs falsos, uno pierde los papeles.
Lo que está claro es que por ahora no hay síntomas de mejora y si además uno tiene que escuchar los consejos del Gobierno tampoco sabe que hacer porque mientras el presidente del Gobierno, en su paseo por Oriente, pide a los españoles que ahorremos, su secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, pide lo contrario, que consumamos y no que ahorremos. Pero como es economía, no hay pareceres distintos, sino que simplemente es una ciencia cambiante y hay que saber seguir su ritmo.
Juan María Piñero
[email protected]