• Francisco dice que "seguir a Jesús en su camino hacia el Calvario" es "ir al encuentro de los demás, a la periferia de la existencia, a los más alejados, a los olvidados, a quienes necesitan comprensión, consuelo y ayuda".
  • "Salir siempre con el amor y la ternura de Dios, en el respeto y la paciencia, sabiendo que nosotros ponemos las manos, los pies, el corazón, pero es Dios quien guía y hace fecundas nuestras acciones", añade el Santo Padre.
  • Y recuerda que "la Cruz antes que dolor es amor".
El Papa Francisco ha celebrado esta mañana la primera Audiencia General de su Pontificado, informa Radio Vaticana. Se ha dirigido a los presentes en estos términos: "Queridos hermanos y hermanas: Con el domingo de Ramos, hemos iniciado la Semana Santa, centro de todo el Año litúrgico, en el que acompañamos a Jesucristo en su Pasión, Muerte y Resurrección. ¿Qué significa para nosotros vivir este tiempo ¿Qué significa seguir a Jesús en su camino hacia el Calvario, hacia la Cruz y la Resurrección".

El Santo Padre ha respondido: "Significa salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás, a la periferia de la existencia, a los más alejados, a los olvidados, a quienes necesitan comprensión, consuelo y ayuda. Vivir este tiempo significa también entrar cada vez más en la lógica de Dios, de la Cruz y del Evangelio. Es seguir y acompañar a Cristo, lo cual exige 'salir': Él ha salido de sí mismo para venir a nuestro encuentro, ha colocado su tienda entre nosotros para traer la misericordia que salva y da esperanza. Es un tiempo de gracia que el Señor nos ofrece para abrir las puertas del corazón, de la vida, de las parroquias y movimientos, saliendo al encuentro de los demás y brindando la luz y el gozo de nuestra fe. Salir siempre con el amor y la ternura de Dios, en el respeto y la paciencia, sabiendo que nosotros ponemos las manos, los pies, el corazón, pero es Dios quien guía y hace fecundas nuestras acciones".

Francisco ha subrayado también que "la Cruz antes que dolor es amor". "Alguno podrá decir: 'No tengo tiempo', 'Tengo tantas cosas que hacer', 'Es difícil' o '¿Qué puedo hacer yo con mis pocas fuerzas' Con frecuencia nos conformamos con alguna oración, con una misa dominical distraída y no constante, con algún que otro gesto de caridad... Pero no tenemos el valor de salir y llevar a Cristo", ha dicho el Papa.

El Papa Francisco también ha remarcado que "Dios piensa siempre con misericordia", que es como el padre que espera a su hijo y que el día que regresa le ve venir cuando todavía está muy lejos y que como el "buen samaritano" no pide nada a cambio, no hace distinciones entre personas ricas o pobres, sino que busca como el buen pastor salvar a sus ovejas.

También se ha dirigido en italiano a los peregrinos de lengua española, "en particular a los grupos provenientes de España, Argentina, México y los demás países latinoamericanos. Invito a todos a vivir estos días siguiendo al Señor con fortaleza y siendo capaces de irradiar su amor a cuantos encontremos en el camino de la vida. Que Dios los bendiga y les conceda vivir el Triduo Pascual con fe y devoción".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]