"Si el derecho a la libertad religiosa está firme, los otros derechos están igualmente protegidos", afirma BertoneEl Papa Benedicto XVI viaja a México del 23 al 26 de marzo para animar a los mexicanos, sobre todo a los jóvenes, a "refundar" México sobre valores cristianos que están inscritos "en su DNA", como la coexistencia pacífica, fraternidad, solidaridad y honestidad, según ha explicado el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado vaticano, en una entrevista a Televisa y al diario El Sol de México, que recoge Zenit.

Según Bertone, Benedicto XVI conoce la situación de un país marcado por los desafíos "de la violencia, de la corrupción, del tráfico de droga", lo que implica el compromiso "de todos". El Papa saludará la fe de los mexicanos, "sólida y no superficial", y cree que para superar los desafíos del momento, "hace falta la ayuda de lo alto", un "mayor enraizamiento en la fe", "más oración", y "un compromiso personal mayor".

Por lo que respecta al proyecto sobre libertad religiosa, el cardenal Bertone observa que "si el derecho a la libertad religiosa está firme, los otros derechos están igualmente protegidos. Si el derecho a la libertad religiosa se derrumba, dado que es fundamental, los otros derechos también vacilan".

Por otra parte, el secretario general de la Conferencia Episcopal de México y obispo auxiliar de Texcoco, monseñor Víctor René Rodríguez Gómez, hizo pública una declaración -recogida también por Zenit-, el 19 de marzo, con motivo de la visita de Benedicto XVI a México, en la que dice: "Los Obispos de México, agradecidos por esta gracia que constituye para la Iglesia la Primera Visita Apostólica de Su Santidad Benedicto XVI a América, nos sentimos bendecidos en el Señor porque el Vicario de Cristo pronto estará entre nosotros. La Iglesia de México se ha preparado, a través de sus parroquias, para recibir al Papa, y celebrar con su llegada una fiesta espiritual donde la fe en Jesucristo sea favorecida y fortalecida en la alegría, cordialidad, paz y esperanza".

Así pues, la ansiedad crece entre los mexicanos ante la visita de Benedicto XVI, uno de los pueblos más cariñosos con los pontífices, como demostró en las visitas que realizó el beato Juan Pablo II a este país.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]