Su rentabilidad es del 137,54% en los últimos cinco años

El Pacto por la Competitividad que el Ejecutivo alemán ha llevado a la Comisión Europea no ha recibido el consenso necesario. Las propuestas de Merkel pasan por la prohibición de indexación de salarios a la inflación, incluir límites de deuda en las constituciones nacionales, armonizar la base del impuesto de sociedades, reconocimiento de diplomas académicos, aumentar la edad de jubilación y establecer un mecanismo de resolución de crisis para los bancos a cambio de aumentar la dotación del Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera y flexibilizar su uso.

Merkel recibe el apoyo de Sarkozy y el rechazo frontal de los gobiernos de Bélgica y Austria, mientras ZP, aún bajo los efectos de las palmaditas de la canciller, dice sí a todo.

Por su parte, los mercados aumentan su desconfianza y el oro, el refugio frente a la inestabilidad económica, continúa aumentando su precio. Su rentabilidad en los últimos cinco años es de 137,54% y continúa batiendo récords: el pasado viernes subía un 2%. Se trata incluso de un fenómeno social, con las calles de las grandes ciudades plagadas de hombres-anuncio del Compro Oro al tiempo los recibidores de los hoteles de lujo instalan máquinas expendedoras de lingotes. Todo un negocio en torno a la creciente desconfianza.

Mariano Tomás

[email protected]