El primer ministro quiere frenar el movimiento de inmigrantes dentro de la UEDe sobra es conocida la tendencia británica a cuestionarse su grado de compromiso dentro de la UE, pensando -como siempre en su historia- en su propio interés. Pero parece que Alemania se empieza a hartar de que el Reino Unido pretenda siempre ir por libre dentro de la UE.

La última ha sido el cuestionamiento británico acerca de frenar la inmigración procedente de otros países de la UE, que ha planteado el primer ministro británico, David Cameron.

Pese a que Alemania ha mostrado su interés por que Reino Unido siga siendo un miembro del bloque de 28, la canciller Angela Merkel ha dejado muy claro que "el principio general de la libertad de circulación en la Unión Europea no es negociable", ha explicado el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.  

El semanario alemán 'Der Spiegel' reveló una conversación entre Merkel y Cameron en la que la alemana advirtió al británico de que sus planes para limitar la entrada de trabajadores de la UE a Reino Unido violaba el principio de libre circulación. Y que por primera vez Alemania había admitido que existía la posibilidad de que el país dejara el bloque de los 28.

Y el hecho de que Reino Unido se vaya de la UE parece no preocupar mucho, al menos, a la prensa alemana o británica, con titulares como "Bye Bye Cameron" en medios alemanes o "Aufwiedersehen Britain" en las páginas del 'Telegraph'.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]