Mientras Cuba no dé señales de respeto a las libertades y derechos fundamentales, subraya el canciller español>

 

Hoy, en Antena 3, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha explicado en qué va a consistir la relación del nuevo Gobierno español con Cuba: "Yo para Cuba no quiero nada distinto a lo que quería para España cuando estaba en la oposición al franquismo: quiero que se respeten los derechos humanos, que se respeten las libertades fundamentales, que no haya presos políticos, que las opiniones políticas se puedan expresar y con eso no vayas a a cárcel". "Nosotros no vamos a cambiar la Posición Común mientras Cuba no dé señales de que está avanzando en esa dirección".

En ese sentido, ha contado sus últimas experiencias con el régimen tiránico comunista, cuando le pidió y consiguió la liberación del preso español Sebastián Martínez: "Pedí la liberación de un periodista dejando bien claro que no habría contraprestaciones. Ese periodista estaba en muy malas condiciones psíquicas, y lo que le dije al canciller es 'podemos tener un problema'. Y lo agradecí". "Y hemos tenido la muerte de un disidente de 31 años y lo primero que ha hecho este Gobierno, cosa que no hubiera hecho el Gobierno anterior, es decir, que exigíamos la liberación de los presos al respeto de los derechos y las libertades y el pluralismo político. Con Cuba hay que tratar el tema como un tema de familia".

Sin embargo, ha subrayado, "el Gobierno anterior (el de Zapatero) intentó cambiar la Posición Común" acordada en la UE que supeditaba la cooperación económica con la isla a que el Gobierno cubano vaya haciendo avances en el reconocimiento de los derechos humanos y libertades fundamentales, ha destacado García-Margallo.

Definitivamente, y afortunadamente, se abre una nueva etapa en las relaciones con la tiranía totalitaria comunista cubana.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]