Primero fue el ADSL, ahora el prepago

Desde el primer día, el nuevo director de Telefónica, Luis Miguel Gilpérez, ha puesto patas arriba el punto débil de la operadora: Telefónica de España. Primero comenzó una guerra de tarifas en ADSL y en móviles y ahora en prepago. Está claro que quiere resucitar la compañía y evitar la fuga de clientes aunque la apuesta es arriesgada.

 Telefónicalanza unas tarifas prepago para que los usuarios de móvil puedan hablar desde cero euros el minuto, el sueño de cualquier cliente de telefonía móvil. Se trata de una oferta que mejora cualquiera de las tarifas de estas características existentes hasta el momento en el mercado de nuestro país.

Con una recarga mínima de 10 euros al mes, el cliente tipo de Movistar podrá hablar poco más o menos el doble más de tiempo que con las tarjetas prepago que se comercializaban antes.

La tarifa Internet Blackberry para el cliente prepago también mejora su precio. También por tan sólo 10 euros se podrá navegar sin límite así como disfrutar de 100 Mb de navegación en Internet.

Los clientes de prepago, según los focus de trabajo realizados con ellos para configurar las nuevas tarjetas, quieren acceder a precios competitivos, sin compromisos ni cuotas, y piden tarifas sin restricciones para llamar sin tener que preocuparse por precios elevados en diferentes horarios y destinos. Quieren sentirse libres en adaptar su gasto mes a mes gracias al control sobre sus recargas.

De esta manera, los usuarios de prepago cuentan desde hoy con la posibilidad de escoger entre tres Tarjetas: Habla Movistar, Habla Ocio y Habla 24h, a precios de 0, 3 y 8 cént/min, respectivamente, y sólo por recargar al menos 10 euros. Telefónica mejora con estas propuestas cualquier oferta de prepago existente en el mercado español, en la que, además, el cliente podrá con toda libertad cambiar sin penalización ni coste alguno entre cualquiera de las tres nuevas opciones.

Si el usuario escoge la tarjeta Habla Movistar, podrá hablar con otros clientes Movistar, tanto de fijo como de móvil, a 0 euros el minuto. En estas llamadas tan sólo pagará por el establecimiento de llamada, es decir de 0,15 euros.

También podrá elegir la tarjeta Habla Ocio, que permite hablar de lunes a viernes de 16.00 a 8.00 horas, más sábados y domingos completos, por tan sólo 0,03 euros el minuto, con establecimiento de llamada en 0,15 euros. O, por último, podrá optar por la tarjeta Habla 24h si quiere hablar a cualquier hora del día, a todos los destinos, a 0,08 euros, con el mismo establecimiento de llamada de 0,15 euros.

En todos los casos, independientemente de lo que elija el cliente, la tarifa seleccionada se disfrutará durante 30 días al recargar al menos 10 euros. Y se podrá seguir disfrutando de la tarifa elegida siempre y cuando el cliente vuelva a recargar otros 10 euros o más pasados los 30 días.

Con las nuevas tarjetas de prepago, y con una recarga mínima de 10 euros al mes, el cliente medio de Movistar podrá hablar alrededor del doble más de tiempo que con las tarjetas prepago anteriores.

Andrés Velázquez

[email protected]