• Por el contrario, se impone el modelo Bankia y NCG Banco: sanear primero y buscar inversores después.
  • Eso sí, con fondos públicos, claro está.
  • De paso, también se ha puesto en solfa la política de fusiones de cajas, especialmente de las cajas gallegas y de las que componían Cívica.

Si algo tiene claro el titular de Economía, Luis de Guindos, es que el esquema de reconversión bancaria lanzado por el anterior gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez, es un desastre. Lo malo es que el también socialista Fernando Restoy (en la imagen), subgobernador del Banco de España bajo el PP -aunque su nombre fuera aportado por el PSOE de Rubalcaba- pretende hacer exactamente lo mismo: su modelo consiste en preparar subastas. Ahora fallidas o recicladas en adjudicaciones directas, que han resultado el sistema más caro de saneamiento.

Al tiempo, la idea de obligar a las cajas de ahorros en dificultades a fusionarse y a convertirse en banca ha terminado en lo previsto: fusiona dos entidades malas y tendrá tres problemas. Un ejemplo: la fusión de una caja regular, como Novacaixa con otra mala, como Caixa Galicia ha generado un verdadero problema. De Catalunya Caixa (CX) puede decirse lo mismo y de la fusión de siete cajas de ahorros en Bankia, mejor no hablar.

Las subastas han ido mal, como se demuestra con CX y con CEISS, así como Liberbank e Ibercaja, pero las adjudicaciones directas han resultado todavía peor: CAM, UNNIM o Banco de Valencia no sólo se han comprado por un euro sino que encima han costado -además de la previa recapitalización forzosa- un dineral de dinero público en ayudas a los adquirientes.

Por el contrario, se impone el modelo actual de Bankia o NCG Banco. Es decir, nada de subastas ni adjudicaciones sino un equipo para sanear, con dinero público, eso sí, y luego buscar inversores, con los que el Estado pueda recuperar algo del dinero aportado. Eso es lo que pretenden Goirigolzarri y José María Castellano.

Precisamente el modelo al que se ha opuesto el actual subgobernador del Banco de España y presidente del FROB, el socialista Fernando Restoy, empeñado en subastar NCG Banco. Con Bankia no se atrevió a tanto dado que se trataba de una entidad sistémica. En cualquier caso, Guindos ha neutralizado a Restoy, empeñado en puentearle y tratar directamente con la Troika. Pero, de hecho, sigue siendo el número dos del Banco de España-donde es incesable- y del FROB -donde es censurable y enmendable-.

Eulogio López

[email protected]