• Con ello, el Plan técnico y su implementación será antes del 1 de enero de 2015, fecha límite.
  • Si no, el Gobierno tendrá que pagar a las operadoras una sanción por cada día de retraso.
  • Luego, sacar uno, tres o cinco canales de TV. Pero esta decisión depende del plan técnico… y es más política que técnica.

Orange, Vodafone y Telefónica murmuran que no será capaz, que el tiempo se le ha echado encima. La culpa, los temores del Gobierno a cerrar los nueve canales -programaciones- que le exigió el Tribunal Supremo. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría retrasaba la media para quedar bien con el Duopolio Tele 5-Cuatro y A3 TV-La Sexta, pero al final el ministro José Manuel Soria (en la imagen) se salió con la suya.

Además de ser una orden de Supremo, lo cierto es que se necesitaba el cierre de canales para pagar el llamado dividendo digital, es decir, el dinero que ya han pagado los operadores de telecomunicaciones por el espectro para la cuarta generación de móviles. Son los mismos operadores convencidos de que no va llegar a tiempo para elaborar el plan técnico y su implementación (más los problema añadidos de re-antenización) antes de la fecha límite del 1 de enero de 2015. Trascurrida esa fecha, cada día que pase el Gobierno tendrá que pagar una indemnización a las telecos.

Pero el ministro de Telecomunicaciones, José Manuel Soria, dice que sí. Es más, promete que en un mes, antes de las vacaciones de agosto, tendrá aprobado el plan y empezará su implementación. Así lo ha comunicado a Hispanidad el propio ministro Soria y ese es su compromiso con el Ejecutivo. Ahora toca correr.

Después, vendrá la administración del espectro 'sobrante'. Con ello se pueden conceder uno, tres o cinco canales de TDT de alcance nacional. Pero está decisión es menos técnica que política. Para Rajoy, Mediaset y Atresmedia ya se han tomado cumplida venganza de cara a las elecciones del 25 de mayo. No obstante, sobre todo Planeta, aspira a que le 'devuelvan' alguno de los tres canales que le quitó el Gobierno. Es decir, el Tribunal Supremo.

Eulogio López

[email protected]