Ante las críticas recibidas por sus palabras pronunciadas ante el Papa, el ministro del Interior no da marcha atrásEl ministro del Interior, Jorge Fernández, ha protagonizado una intensa polémica en las redes sociales y en diversas tribunas de opinión  a cuenta de sus afirmaciónes durante la reciente visita a Roma con motivo de la canonización de la monja española Carmen Sallés y Barangueras. Fernández pidió al Papa que rezara por nuestro país, y Benedicto XVI le respondió que ya lo hace.

El responsable de la cartera del Interior, en el transcurso de una cena de gala celebrada en la Embajada de España ante la Santa Sede, manifestó que España será cristiana o no será, como un añadido a la frase del que fue obispo de Vic, Josep Torras i Bagés, en la que afirmó que 'Catalunya será cristiana o no será'. En declaraciones exclusivas a Hispanidad, tras el desayuno protagonizado por Alicia Sánchez Camacho en el Foro de Nueva Economía, el ministro ha manifestado que no se arrepiente en absoluto de sus palabras, y que se reafirma en ellas. 

Es digno de encomio la valiente actitud de reivindicar las raíces cristianas de España por parte de un ministro que no tiene que ocultar sus creencias. Aunque son muchos los votantes de su partido los que se preguntan por qué dentro del PP los católicos practicantes no abogan con la misma decisión por la defensa de la vida, y en contra del aborto, condenado, no sólo por el catolicismo, sino por las demás religiones monoteistas. Y por lo demás, no hay que ser cristiano para defender la vida.

Sara Olivo
[email protected]