El vicepresidente de la CEOE reclama leyes laborales modernas para acelerar la actividad económica y favorecer la recuperación

 

Tras la aprobación de las reformas de la reforma laboral, el empresario Arturo Fernández ha intervenido este martes en la Universidad Autónoma de Madrid en la mesa redonda que llevaba el título "El contexto de la reforma laboral de 2010 y 2011".

Durante su intervención, el vicepresidente primero de la CEOE, ha advertido que "la última reforma laboral aprobada unilateralmente por el Gobierno es una reforma poco ambiciosa que se emprendió demasiado tarde, en un momento de profundas carencias estructurales para España, y además, es una reforma que ni contó ni atendió a las demandas de los interlocutores sociales". Según Arturo Fernández, "los empresarios queremos que nuestro mercado laboral no sea una selva sin ley. Queremos unas leyes laborales modernas, realistas, rigurosas y que den garantías de estabilidad a los trabajadores, porque eso supondría acelerar la actividad económica y la recuperación que necesitamos todos".

Y es que la destrucción de más de 300.000 empresas desde el inicio de la crisis ha provocado en los empresarios una mayor incisividad a la hora de solicitar una modernización del mercado de trabajo español que permita acelerar la actividad económica y favorecer la recuperación. Para ello también ha insistido en la necesidad de reforma el sistema de educación y de formación, ya que para el vicepresidente de la CEOE, esto está ligado a la consecución de un mercado de trabajo más eficaz.

Andrés Velázquez

[email protected]