En estas páginas siempre hemos dado difusión al diario electrónico Navarra Confidencial. Por su clarividencia, ante todo. Ahora lo volvemos a hacer como su noticia de la última edición.

Se refiere al vídeo de Médicos del Mundo, una asociación tan abortera como Médicos sin Fronteras, es decir, el espíritu mismo del onegerismo.

Es decir, un espíritu un pelín hipócrita. Médicos del Mundo arremete con falsedad contra la medida del Gobierno Rajoy de intentar que los inmigrantes ilegales paguen parte de la atención médica que reciben en España y que los españoles pagan a alto precio. Pero lo hacen esgrimiendo el juramento hipocrático, y ahí radica la hipocresía. Porque no es posible, como bien recuerda el periodista de Navarra Confidencial, que se hayan olvidado de que ese juramento prohíbe de forma expresa todo tipo de abortivos, algo que practica con entusiasmo Medicos del mundo allá donde acude.
Y Médicos sin fronteras, lo mismo. Ya saben, en seguimiento de la máxima que asegura que la mejor forma de acabar con el hambre es aniquilar al hambriento o presunto hambriento, a ser posible antes de que nazca que es cuando ofrece menos resistencia. Es claro: en cuanto crecen, estos tipos, los humanos, siente un denodado aprecio por su vida y se niegan a ser masacrados. Insensibles al problema de la sobrepoblación, el cambio climático y el calentamiento global. No me explicó el porqué.

Ya lo decía Chesterton: "¡Dios nos libre de los filántropos!".

Eulogio López

[email protected]


.