Califica de insólito tratar de imputar a Bárcenas por acciones atribuidas a su mujer, que fue exonerada

El auto del juez Pedreira ha motivado un nuevo enfrentamiento entre el PP y el PSOE tras afirmar que el fraude del que se acusaba al extesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, no ha podido ser demostrado y que, en caso de haberse producido, habría prescrito. Los populares exigen ahora disculpas, mientras el PSOE mira para otro lado y la Fiscalía Anticorrupción anuncia que recurrirá la decisión judicial.

Pedreira desmonta las acusaciones y se detiene en la actuación de la Agencia Tributaria para asegurar que resulta "insólito" intentar imputar responsabilidades penales a Bárcenas por cuenta de acciones atribuidas a su mujer, Rosalía Iglesias, de las que además fue exonerada. Un duro golpe a un organismo de la Administración del que se supone que debe velar por el bien de todos sin prejuicios partidistas.

Mariano Tomás

[email protected]