• Esta vez por presunto fraude fiscal.
  • Ha solicitado más datos a Hacienda y ha incorporado a la causa las últimas diez declaraciones de la renta de la infanta.
  • La infanta tenía el control funcional de Aizóon, de la que era copropietaria al 50% con Urdangarín.
  • Al mismo tiempo, el juez abre la puerta a la imputación de los aforados Camps y Barberá. Tendrían que ser investigados por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia.
  • Y cita a declarar a 25 nuevos testigos. El expresidente del Barça, Joan Gaspart, entre ellos.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha dictado un auto este viernes en el que anuncia que investigará a la infanta Cristina (en la imagen) por presuntos delitos contra la Hacienda pública.

El juez quiere saber si la infanta incurrió en fraude fiscal como propietaria del 50% de Aizoon, y para ello ha pedido nuevos datos a la Agencia Tributaria y ha incorporado las últimas diez declaraciones de la renta de la hija del Rey a las actuaciones del caso Nóos.

Según el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Nacional, tanto Urdangarín como la infanta se habrían beneficiado de los ingresos procedentes del Instituto Nóos, así como del dinero supuestamente defraudado a Hacienda a través de la empresa Aizóon, de la que eran socios al 50%.

El tribunal deja claro que el dinero que presuntamente percibió de manera irregular Aizóon desde Nóos, se destinó a gasto particulares del matrimonio como, por ejemplo, la reforma de su casa. Además, la AN pone en entredicho que la infanta desconociera que esos ingresos podían suponer un delito contra la Hacienda Pública, ya que Nóos no pagaba el impuesto de sociedades porque era una sociedad sin ánimo de lucro. Sin embargo, el Instituto sí declaraba a Hacienda.

Según la Audiencia, la Infanta "debería saber o conocer que Aizóon era una sociedad pantalla y que su marido la utilizaba para defraudar a Hacienda" en el impuesto de sociedades y en el IRPF. También debería conocer que "se ha enriquecido -su marido- con contratos ilegales y dinero público por facturas giradas por Aizóon a Nóos".

Es más, el tribunal señala que a partir de 2006, cuando la infanta dejó de ser vocal de la junta directiva de Nóos, "ya debería saber que Aizóon no era una sociedad de profesionales y que ella y su marido la utilizaban para defraudar".

Por otra parte, también este viernes, el juez Castro ha dado el primer paso para la imputación en el caso de Francisco Camps y Rita Barberá. Concretamente, ha solicitado a las Cortes Valencianas que certifiquen la condición de diputados del expresidentes de la Generalitat y de la alcaldesa de Valencia. Además, el juez ha citado a declarar a 25 nuevos testigos entre los que está el expresidentes del Barça, Joan Gaspart.

Andrés Velázquez
[email protected]