La Fundación Mapfre ha analizado el comportamiento al volante de más de 60.000 jóvenes conductores

 

El Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre ha analizado el comportamiento al volante de más de 60.000 jóvenes conductores. Entre las conclusiones más interesantes que se derivan del estudio destaca que el perfil de los conductores con menos riesgo de sufrir un siniestro es un joven de 26 años, con casi 6 años de experiencia al volante: en ese grupo la probabilidad de sufrir un accidente es entre un 26 y un 55 por ciento inferior a la media.

Por contra, los que tienen más probabilidad de sufrir un accidente son los más jóvenes (22 años y 4 meses), con poca experiencia desde que han obtenido el carné de conducir (8 meses), colectivo cuya riesgo se incrementa en un 48 por ciento, que en algunos casos puede llegar hasta el 70 por ciento.

El informe revela que los conductores más jóvenes y aquellos que tienen menos antigüedad de permiso de conducir usan el coche principalmente los fines de semana. Además, el viernes y la madrugada del sábado son los días de la semana que más viajes realizan los conductores con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años.

Asimismo, la edad influye en los accidentes pero no es un factor determinante y la mayoría (el 90 por ciento) de los conductores de entre 18 y 30 años tienen un bajo perfil de riesgo. El informe también destaca que la experiencia al volante y el número de veces que se utiliza el vehículo diariamente son los principales factores que influyen en los siniestros y que éstos se producen, sobre todo, en vías urbanas.

En cuanto a las diferencias por sexo, se concluye que los hombres conducen coches más potentes, realizan distancias más largas y diariamente usan más veces el vehículo que las mujeres. Por ello, también el número de siniestros que tienen los varones es superior en un 11,9 por ciento a los que sufren las mujeres. 

Andrés Velázquez
[email protected]