Riad frente a Teherán: Arabia Saudí y Emiratos Árabes respaldan el golpe de Estado Egipcio con 6.650 millonesEl mundo islámico está dividido. Y ello lo demuestra el hecho de que Arabia Saudí y los Emiratos Árabes hayan  anunciado que ayudarán al gobierno de los golpistas egipcios con 6.650 millones de euros

La cantidad, 4.150 millones provienen  de las arcas saudíes, y 2.500 de los Emiratos Árabes. Las autocracias árabes se enfrentan a los autócratas islamistas. No se ha de interpretar, sin embargo, que los sunitas de Egipto sean menos fundamentalistas que los Hermanos Musulmanes que llevaron al poder a Mursi. Y no lo son menos tampoco, que el gran enemigo de Riad, Teherán.

Existe un cierto respeto y simpatía del régimen iraní
hacia los Hermanos Musulmanes egipcios desde los tiempos de la muerte de Sadat. La Escuela Teológica de Qom, la ortodoxia chiita iraní, enviaba ya en 1981 un comunicado de apoyo y aliento a los musulmanes egipcios, a quienes invitaba a ocupar las calles y derrocar los poderes de las marionetas del imperialismo.

En algunos aspectos el radicalismo de Arabia Saudí, donde la población es árabe sunita, es aún mayor que el de los musulmanes chiítas iraníes, lo que demuestra el hecho de que las mujeres estén mucho más sojuzgadas bajo el régimen saudí. Sólo dos mujeres de este país acudieron a las olimpiadas de Londres y fueron calificadas como prostitutas, mientras que en Irán, las taekwondokas, por ejemplo, son alentadas y ayudadas por clérigos que rezan con ellas en las competiciones internacionales.

No estamos ante un enfrentamiento propiamente religioso, sino ante una lucha entre ricos y pobres. Arabia Saudí se siente más cómoda con un gobierno laico que ate en corto a los rebeldes. Desconfía de las motivaciones y la ideología de los Hermanos Musulmanes. No quiere que la revolución se extienda a sus fronteras. Y la mejor forma de pararla es entregar algo de dinero para paliar las necesidades más perentorias de la población.

Mientras, los golpistas egipcios no están dispuestos a ceder. Tanto es así que la Fiscalía acaba de ordenar la detención del líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, por incitación a la rebelión.

Sara Olivo
[email protected]