Aunque subió en abril un 0,4% respecto a marzoLa verdad es que una inflación en el 1,4% es razonable. Y es la que tenemos, según ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Índice de Precios de Consumo (IPC) recortó un punto su tasa interanual, hasta el 1,4%, gracias al abaratamiento de los carburantes y de la luz. De esa forma, la tasa interanual del 1,4% alcanzada en abril es la más baja desde marzo de 2010, cuando la inflación se situó también en el 1,4%. Desde el arranque del presente ejercicio, la inflación interanual se ha reducido 1,3 puntos, desde el 2,7% al 1,4%.

También han influido en la bajada la vivienda, cuya variación cayó casi cuatro puntos, hasta el 0,5%, debido a la bajada de los precios de la electricidad, y el transporte, que presentó una tasa del -0,7%, más de un punto inferior a la de marzo, por la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes.

Sin embargo, el IPC subió en abril un 0,4% respecto a marzo debido, sobre todo, al encarecimiento del vestido y el calzado por la temporada primavera-verano, y también a la subida de precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Por otra parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en abril en el 1,5%, más de un punto inferior respecto a marzo, mientras la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, descendió cuatro décimas, hasta el 1,9%.

Andrés Velázquez
[email protected]