En la bajada ha pesado mucho la disminución del precio del carburante (2,6%) y la tremenda caída en legumbres y hortalizas frescas (4,5%)

El Índice de Precios al Consumo  ha disminuido un 0,1% respecto al mes anterior y la tasa interanual se reduce en dos décimas, hasta alcanzar el 1,9%.

El dato para los consumidores es bueno, ya que el IPC subió un 1,4% en el mes de abril, cuando se interrumpió la racha de descensos. Según ha señalado el secretario de Estado Fernando Jiménez Latorre en rueda de prensa, la moderación se ha debido especialmente a la disminución del precio de los productos energéticos (1,9%), con una bajada de los combustibles del 2,6%, y a la caída del precio de los alimentos frescos, un 0,6%, donde ha destacado la caída en legumbres y hortalizas frescas (4,5%), un mal dato tanto para minoristas como agricultores.

El Ministerio de Economía valora como positiva la moderación de dos décimas en la tasa anual del índice general en mayo en dos décimas. La inflación subyacente se ha estabilizado, aseguran, pese a la subida del tabaco. Señalan que la tendencia de la inflación sigue siendo a la baja.

Sara Olivo

[email protected]