Es la tercera caída consecutiva, aunque el dato todavía es muy elevado

 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha presentado este viernes los datos de precios del mes de julio y de esa manera se ha confirmado lo que ha se había adelantado el pasado 29 de julio. El IPC ha descendido en una décima en la variación interanual, de manera que se ha quedado en el 3,1%.







Aunque es una buena señal que los precios vayan descendiendo, ante el temor a una escalada imparable del IPC, todavía este descenso está alejado de los valores que se habían registrado en años pasados, lo que está generando numerosas dificultades a los españoles durante este tiempo de crisis, ya que se ven sometidos a incrementos constantes de los precios.







Con este descenso se producen tres meses de caída en el IPC después de que los anteriores ocho experimentaran crecidas. Esta evolución de la inflación se debe según el INE a la caída de los precios en los servicios telefónicos, que sigue la dirección opuesta a lo experimentado el pasado año, además de que los precios del menaje o los transportes han favorecido este descenso. En cambio, la subida de los precios de los viajes organizados o de las bebidas alcohólicas y el tabaco han sido las que han afectado más negativamente y han frenado la caída.







Por lo general en todas las comunidades autónomas han bajado los precios, siendo Baleares ( 2,6%) y las Canarias ( 2,4%) donde este descenso ha sido más significativo, mientras que las de Castilla y León ( 3,4%), Castilla-La Mancha ( 3,6%), Comunidad Valenciana ( 3,1%) y Navarra ( 3%) han mantenido su variación.







Andrés Velázquez







[email protected]