En tasa mensual (agosto sobre julio), los precios subieron un 0,3%.El Índice de Precios de Consumo (IPC) disminuyó tres décimas su tasa interanual, hasta el 1,5% desde el 1,8%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las causas son la bajada de los precios del transporte, en un 0,4%, debido a que los precios de los carburantes y lubricantes aumentaron menos este mes que en 2012. Y otro grupo que ha influido ha sido el de otros bienes y servicios, con una caída de cinco décimas, hasta el 2,2%, debido a que los precios de los otros servicios no han variado en agosto y subieron el pasado año.

Con el retroceso de agosto, el IPC interanual encadena dos meses consecutivos de descensos y se sitúa muy cerca del mínimo anual del 1,4% alcanzado en abril.

Sin embargo, en tasa mensual (agosto sobre julio), los precios crecieron en agosto un 0,3%, debido a la vivienda, que ha subido un 0,8%, como consecuencia del aumento de los precios de la electricidad, así como el incremento del ocio y la cultura en un 1,1%. También influyeron en el incremento de la inflación en agosto los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuyos precios se elevaron un 0,4%, afectados sobre todo por el alza de las frutas frescas y, en menor medida, las carnes.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en agosto en el 1,6% en tasa interanual, tres décimas por debajo del dato de julio, mientras que la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, disminuyó una décima, hasta el 1,6%.

El Gobierno espera que el IPC se contenga durante este ejercicio, hasta el punto de que podría cerrar el año por debajo del 1%, según ha asegurado el ministro de Economía, Luis de Guindos, que ha destacado que esto permitiría ganar poder adquisitivo a los pensionistas.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]