Asegura el diario Expansión "El PP reforzará otra vez el capital de la banca si accede al Gobierno", y que entonces Mariano Rajoy establecerá un segundo tramo de recapitalización de los bancos españoles. Se trata, según el previsible futuro presidente de España, de tapar el agujero inmobiliario.

Al mismo tiempo. En Bruselas se habla y no se para de aumentar el fondo de rescate (total, en euros, 440.000 millones de nada).

Para salvar deudas soberanas y bancos en dificultades.

¿Qué significa recapitalización? Que los bancos deben buscar más recursos propios. Pero la sublime reforma de las cajas de ahorros demuestra que el capital privado no entra en una entidad que no ofrece rentabilidad a corto plazo. Al final, quien está entrando es el FROB es decir, el Banco de España, es decir, el Gobierno español, es decir, el dinero de todos los contribuyentes. Una vez saneada la entidad con nuevo dinero, el capital privado nos hace el gran favor de quedarse con la entidad a precio de saldo para gestionarla. Pues qué bien.

Lo mismo ocurre con la deuda soberana. En este caso, el dinero público no salva a banqueros irresponsables sino al político irresponsable que se ha endeudado hasta las cejas para comprar votos mediante subvenciones, que tal es el arte de la política en el siglo XXI.

En cuanto se supo que Bruselas estudiaba ampliar el fondo de rescate, en lugar de dejar quebrar la banca, que es lo que tenía que hacer, la bolsa se disparó. Naturalmente, los especuladores -perdón, inversores- se han dicho "a bodas me convidan" y han comenzado a comprar hoy lo que venderán mañana.

En cuanto a Rajoy, en lugar de dejar quebrar a las entidades quebradas, como se hace con cualquier empresa mal gestionada, anuncia ya una nueva recapitalización, es decir, más dinero público para los bancos. Debería saber don Mariano que el saneamiento de los bancos con dinero público es un proceso que no tiene fin. Vamos, que no tiene futuro aunque sí presente. El presente consiste en que nos esquilmen a todos para salvar a la banca.

Eulogio López

[email protected]